El Control de Esfínteres.

El Control de esfínteres

El control de esfínteres

El Control de Esfínteres.

El control de esfínteres o aprendizaje de “ir al baño” es el proceso por el cual se enseña a los niños a controlar la vejiga y los intestinos.

Si bien la mayoría de los niños alcanzan este logro entre los 2 y los 4 años de edad, cada niño se desarrolla a su propio ritmo. Algunos niños enfrentan desafíos físicos, de desarrollo o de conducta adicionales. Esto puede hacer que les lleve más tiempo aprender. Incluso los niños que han aprendido a usar el baño suelen tener un “accidente” ocasional.”

La edad del niño no determina el momento preciso en el que ha de comenzar a controlar su esfínter. Depende de muchos factores externos a él, y el momento lo determinará su nivel emocional, mental y físico.

Como bien sabéis, en la escuela trabajamos este aspecto desde la edad aproximada de los dos años, no queriendo decir que sea ese el momento. Pero consideramos que como todo, requiere un aprendizaje previo de muchos aspectos.

A esa edad, por ejemplo, les proponemos que aprendan a subirse el pantalón, una vez les hemos cambiado el pañal, les dejamos en el suelo con él bajado, y bajo la consigna de “ahora intenta subirte tú solito el pantalón” y siempre con nuestra ayuda, tratamos de que lo hagan. No pasa nada si no pueden, si se atasca, si salen del baño con el pantalón bajado. Les explicamos, que tienen piernas, que tienen que tapárselas y les ayudamos.

Muy importante es también que conozcan el medio en el que tienen que hacer pis: el wc. A muchos peques les asusta o directamente no quieren sentarse. Lo trabajamos desde esta edad, para que se familiaricen con él, a modo de juego, nos sentamos con ellos, les animamos a que lo hagan. Es importante, ya que aunque al principio les ayudaremos a sentarse en él, llegará un momento en el que tengan que hacerlo ellos solos. Personalmente, y cuando me preguntáis, siempre os hablo de usar adaptadores en lugar del llamado orinal, en mi caso por higiene y comodidad, pero eso va en el pensamiento de cada uno y es totalmente aceptable cualquiera de las dos opciones.

Otro aspecto que nos indica que avanzan hacia ese momento, es la cantidad de pis que hay en el pañal. Cuando son más pequeños, el pañal está lleno a todas horas, y según van avanzando, el pañal tiene pis en momentos puntuales. Es ahí cuando aprovechamos para, en el momento que está seco, sentarles y probar. Que sale pis, maravilloso, fiesta, que no, no pasa nada, ya saldrá. Es muy importante la motivación, y nunca enfadarnos o mostrar malestar porque no salga, porque lo único que conseguiremos será frustrarles.

Como dije al principio, la edad de retirada de pañal suele ser, sobre los 3 años. Insisto eso no significa que no pueda realizarse antes o después.

Llegados al último año, algunos compis ya no llevan pañal, y eso es un punto a nuestro favor, porque como sabéis ellos actúan normalmente por imitación, y al ver a un amigo haciendo pis en el wc, les anima a, aunque sea por juego, sentarse ellos. En vuestro caso, y en vuestra casa será viéndoos a vosotros.

El siguiente paso, una vez ya hemos aprendido a subir y bajar el pantalón es poner ropa interior encima del pañal. Para nosotras, este dato es tremendamente importante, porque es un elemento que va a tener que usar una vez no lleve pañal, y si se lo colocamos de golpe les chocará y pueden sentir rechazo.

Es importante la comunicación entre familia-escuela para trabajar más o menos en la misma línea, para no liarles mucho. Podéis preguntarnos siempre que lo necesitéis.

Desde la escuela, al ser más niños, lo vamos haciendo según veamos nosotras el nivel madurativo de cada uno, y os lo vamos comunicando para que lo vayáis trabajando en casa también.

Bien, una vez se sube y baja él solito pantalón y ropa interior, es dejarles a ratitos sin pañal, que descubran que no llevan “salvoconducto” y animarles a ir al baño cada cierto tiempo.

Cuando ya vemos que son totalmente independientes, es la hora de retirada completa. Desde la escuela, y desde mi visión como madre también, una vez se toma la decisión de retirar el pañal durante el día, se retira y no hay opción de retorno. ¿Por qué no? Porque puede provocar en ellos un rechazo bastante fuerte, una frustración o incluso decepción. Cuando decidimos retirarlo, lo hacemos sabiendo que están preparados, y si hay algún escape, que lo habrá, no pasa absolutamente nada, para eso está la ropa de cambio. Se les explica con todo el amor y delicadeza del mundo qué sucede cuando se nos escapa y que no pasa nada, que recuerde que no lleva pañal, que lo comunique cuando necesite ir…

Nosotras, desde que comienzan a sentarse, ya salga o no salga, siempre les damos papel para limpiarse ellos solos una vez acaben, porque en un futuro, tendrán que hacer ellos solos. Después de limpiarse, a la basura, siempre, el papel nunca toallita.

Importante, ¿y el pañal de la noche, o el de dormir la siesta? Ese momento es totalmente independiente, puede llevar genial el control durante el día y por la noche, despertarse con él muy lleno. No pasa nada, es normal, ese momento puede durar meses o incluso años. De la misma manera que veíamos que comenzaba a tener más seco el pañal durante el día, lo notaremos con el de la noche. Llegará un momento en el que esté seco, y será ese momento en el que lo quitaremos y pasen la noche sin ir al baño o se despierten para ir en mitad de la misma.

Para terminar, os incluyo cuentos que usamos nosotras durante el día, y los contamos en cualquiera de las clases, porque como os digo, los niños lo retienen todo, y son cuentos que les encantan.

Como siempre os decimos, la comunicación con nosotros ha de ser impecable, todo por y para ellos, y juntos haremos de ese momento un paso hacia su autonomía, un paso a ser súper mayores, y ellos sentirán un orgullo que para nosotras, al menos, es muy gratificante.

Angie Herrera – Profesora E.I. Pequeguay

Libros que ayudarán a los niños a dejar el pañal

Cada animal con su orinal
Puedo mirar tu pañal?
El topo que quería saber quien se había hecho eso en su cabeza
Y yo... ¿Dónde hago caca?

4 comentarios en «El Control de esfínteres»

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *