Periodo de adaptación - Consejos
Categoría

Periodo de adaptación en la Escuela Infantil

Cómo hacemos el periodo de adaptación en la Escuela Infantil Pequeguay de Collado Villalba

El periodo de adaptación

“El periodo de adaptación es un proceso mediante el cual el niño va elaborando, desde el punto de vista sentimental, la pérdida y ganancia que supone separarse de su entorno familiar, hasta llegar voluntariamente a una aceptación interna de la nueva situación”.

No hay un tiempo determinado en el que los peques deban iniciar este proceso; el mismo va a depender de las situaciones personales, laborales y específicas de cada familia y de la etapa evolutiva de cada peque, esto nos deja un abanico de opciones muy amplio, podemos encontrarnos con peques que vienen por primera vez al cole con 4 meses o con peques que con 2 años experimentan por primera vez la separación de su entorno más cercano.

Desde la Escuela Infantil Pequeguay proponemos a las futuras familias que decidan comenzar este proceso unas pautas para el antes, durante y después.

Antes de la entrada a la Escuela:

No es lo mismo la adaptación en una Escuela Infantil de peques de 4-5 meses, cuya necesidad principal son los cuidados básicos y seguir transmitiendo ese entorno de seguridad y confianza, que recibir a peques de 18 meses que son más conscientes del momento “separación y pérdida” de su figura de apego, y necesitan conocer más sobre el nuevo espacio antes de volver a ese estado de seguridad, tranquilidad y confianza. Para conseguirlo, en Pequeguay proponemos:

  • Informar al peque cosas como el nombre del colegio al que asistirá.
  • Hablarle de cuánto tiempo pasara en la Escuela, de lo bien que se lo va a pasar y de que al final vamos a volver a por ellos.
  • Hacerle partícipe de la preparación de los objetos y demás cositas que traerán a la Escuela; pañales, chupetes, baberos, vasos, uniforme, etc.
  • Mostar alegría y seguridad delante del peque al referirse a la Escuela, personas con las que estará, etc.
  • Convendría también decirle que estarán con más niños, para ello sería genial compartir tiempo con primos o amigos, en definitiva con iguales.

Podríamos decir que con esto, lo que se pretende es que en los primeros días del peque en la Escuela no sean algo tan desconocido, que sepa a dónde va a estar y quienes van a ser su personas de referencia

Durante el periodo de adaptación:

Desde Pequeguay creemos que, lo que puede resultar más complicado para ellos, es llegar a asimilar que el asistir a la Escuela no va a significar un abandono, sino que pasado un tiempo, donde ellos van a jugar y divertirse con los compañeros, los papis volverán a recogerlos para continuar la diversión y las rutinas en familia. Esto se puede trabajar con la comunicación y la explicación directa de qué es lo que va a pasar… Sí, ellos nos entienden mucho más de lo que nos imaginamos.

También somos conscientes del hecho que supone para los padres dejar su mayor tesoro en nuestras manos, por mucha confianza que se haya generado en los primeros contactos, por ello es muy importante hacer un esfuerzo y trasmitir seguridad a nuestros peques (cabe recordar que la capacidad de percepción que tienen los niños) y mostrarles alegría, lo que nos ayudara también a que el momento de separación sea menos duro para ambas partes.   

Vigilar los comportamientos de los peques también nos puede ser de gran utilidad. Durante este periodo pueden darse cambios en la alimentación, sueño o comportamiento como tal, estas acciones son frecuentes en estos casos, y pueden ser una consecuencia asociada a ese proceso de adaptación necesario que los niños tiene que pasar y asimilar.  No darle excesiva importancia en estos primeros días, puede ser clave en una adaptación mucho más rápida y efectiva.

Una vez superado el periodo de adaptación:

Podríamos empezar a hablar de adaptación cuando el peque ha superado los miedos e inseguridades que le supone no estar con su figura de apego/referencia habitual, cuando adquiere esa autonomía y es capaz de interactuar de manera positiva con el entorno, así como con las nuevas personas de referencia, materiales que se le pueden ofrecer y demás compañeros que forman el aula. Hablaremos también de adaptación en el momento en el que es capaz de mostrar sus emociones y sentimientos, al igual que se sienta cómodo con la rutina diaria.

Desde Pequeguay queremos transmitir confianza a todas las familias que están a punto de comenzar este proceso o que directamente ya están en él. OS recordamos que no todos los niños/as son iguales, que cada uno necesita su  tiempo y formas de adaptación diferentes y ajustadas a su entorno y personalidad.  Por ello lo mñas importante es la actitud del adult y, como en caso todo en los peques de 0-3, no forzar ni marcarse un tiempo definido para conseguir este logro.

Partimos de la base de que la capacidad de adaptación de las personas, suele ser inversamente proporcional a su edad y desarrollo, por lo que normalmente se necesitará mayor trabajo con peques de 2-3 que con bebés (no es una regla exacta, recordadlo).

Nuestra filosofía de trabajo nos permite atender de forma individual a cada peque por medio de esa atención personalizada al individuo y sus circunstancias, la atención a la diversidad y la experiencia adquiera a lo largo de los años. De esta forma, nos asegurarnos que la adaptación sea un proceso positivo que repercuta en el bienestar del niño en la Escuela.

Rocío Soriano y Marinels Maldonado – Profesoras de la E.I. Pequeguay

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *